Telf. +34 638 494 602 / Email: info@garciabielsa.com

Derecho bancario

Derecho bancario

El derecho bancario hace referencia al conjunto de normas relativas al funcionamiento y buenas prácticas de las entidades financieras con sus clientes. Es decir, a la regulación y conducta de las entidades bancarias y financieras a la hora de comercializar un producto u ofrecer un servicio bancario a un cliente, ya sea consumidor o profesional.

Desde García Bielsa, podemos asesorarle y defender sus intereses en el área de banca de consumo, así como en operaciones de préstamo, hipoteca, factoring, leasing, renting, confirming, financiación de activos y materias primas, etc.

Nuestro proceso

1. Planificación del asunto concreto

Ponemos a su disposición un sistema de primera consulta, sin coste alguno. En esta primera consulta le indicaremos posibles soluciones para resolución de su asunto, y le haremos un presupuesto sin ningún compromiso.

2. Envío de documentación

Tras la aceptación del presupuesto, es muy probable que necesitemos que nos aporte la documentación bancaria necesaria, financiera, hipotecaría, etc. Una vez dispongamos de ella, le indicaremos todas las peculiaridades y detalles del asunto.

3. Elaboración de la estrategia jurídica

Una vez recibamos toda la documentación, estudiaremos el asunto, así como todas las opciones jurídicas de las que dispone. Tras la ponderación de ventajas y desventajas que le otorga cada una de las estrategias, seleccionaremos aquella que sea más adecuada para sus intereses.

4. Ejecución de la estrategia jurídica

Una vez elaborada la estrategia jurídica, efectuaremos todas las acciones judiciales y extrajudiciales, tales como las negociaciones, o presentación de escritos ante los servicios y departamentos jurídicos del propio banco, o bien presentar reclamaciones en el Banco de España, etc.

Un adecuado asesoramiento, puede evitar o poner fin a sus problemas con las entidades financieras o bancarias.

El derecho bancario, es un área del derecho especialmente técnico y complejo. Sin embargo, tanto las sociedades mercantiles como las personas, requieren relaciónense con las entidades financieras y bancarias. Pero cuando esto ocurre, es preciso conocer bien que se contrata, dado que en caso contrario puede ocasionarle serios problemas. No dude en contactarnos si desea realizar operaciones de refinanciación, financiación de proyectos, operaciones financieras complejas, etc.

No obstante, también podemos asesorarle sobre otras fuentes de financiación o pago mediante letras de cambio, pagarés, créditos documentarios, u otros medios de pago.

Asesoramiento

Las decisiones en materia bancaria suelen ser de gran importancia, permita que le asesoremos, para adoptar la mejor decisión.

Protección Legal

Si considera que ha sufrido algún tipo de abuso bancario, y que por tanto es necesario adoptar medidas judiciales o extrajudiciales, estaremos encantados de defender sus intereses.

Obtención de financiación

Si requiere financiación para su proyecto, permítanos que estudiemos las alternativas que puede disponer.

Cargo de la deuda de un titular, en otra cuenta donde este es cotitular con otras personas

En ocasiones, una persona tiene en la misma entidad bancaria una cuenta donde es titular, y otra en las que es cotitular con una o más personas. Cuando el titular tiene una deuda con la entidad bancaria (por ejemplo, de un préstamo, o de una tarjeta de crédito), la entidad financiera no puede cargar la deuda en la cuenta en las que es cotitular con otra persona. Así lo establece la doctrina del Tribunal Supremo, indicando que «es inadmisible que el Banco pueda cargar en una cuenta que presenta saldo deudor, aunque sea indistinta o solidaria, cantidades adeudadas por uno de los titulares (en los casos allí estudiados, por descuento) obligando al otro titular a hacer efectivos los correspondientes importes en virtud de la solidaridad derivada del mero hecho de ser asentadas en la cuenta» (STS de 14 de junio de 1991 -ROJ: STS 3241/1991 – y STS 22 de diciembre de 1992 -ROJ: STS 9292/1992).

La entidad bancaria solo podrá compensar una cuenta deudora de uno de los titulares, con el saldo de otra cuenta en la que el deudor es cotitular, cuando en la cuenta de cotitularidad así se establezca mediante una cláusula en el contrato que deberá ser «transparente, clara, concreta y sencilla, es decir, como señala la Sentencia de esta Sala de 13 de marzo de 1.999, ha de ser legible, físicamente, y comprensible, intelectualmente» (STS 8466/2009, de 16 de diciembre de 2009 – ECLI: ES:TS:2009:8466)

Fallecimiento del titular de una cuenta corriente con autorizados, o con otros titulares solidarios

Cuando una persona fallece y es titular de una cuenta, existiendo autorizados u otros titulares en la misma cuenta, ¿puede permitir la entidad bancaria disponer del dinero de la cuenta al autorizado, o al titular solidario?

En caso de existir autorizados en la cuenta, hay que señalar que, tras el fallecimiento del titular, es criterio del DCMR (Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones) que las entidades, tan pronto como sean conocedoras del fallecimiento del titular de la cuenta, en orden a la protección de los intereses de los herederos, deberán impedir que el autorizado efectúe cualquier tipo de disposición con cargo a ella, en la medida en que, al haber sido nombrado por el titular fallecido, el mandato se acaba, entre otras causas, por la muerte del mandante (art 1732 Cc). Dicha actuación le es exigible a la entidad desde que tiene conocimiento del fallecimiento. Idéntica conclusión cabe predicar respecto a los apoderados del fallecido. (R- 201406180, Memoria de Reclamaciones del Banco de España 2014, pág. 151-152; año 2016, pág. 219).

Cuando nos encontramos ante una cuenta indistinta o solidaria, es criterio reiterado del DCMR (Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones) considerar que cualquiera de los titulares de la cuenta puede disponer de ella como si fuese el único titular, estando, pues, obligada la entidad, en el supuesto de fallecimiento de uno de los cotitulares indistintos, a atender cualquier orden de disposición firmada por el/los otro/s cotitular/es indistinto/s sobreviviente/s, sin que esta pueda exigir el consentimiento, y ni tan siquiera el conocimiento, de los herederos del causante, pues esa solidaridad activa, basada en la recíproca confianza de quienes constituyeron la cuenta, no desaparece con la muerte de uno de los titulares (Memoria de Reclamaciones del Banco de España 2013, pp. 261 y 262)

Como evitar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los pagarés y cheques

La Ley Cambiaria y del Cheque otorga unas características especiales a letras, cheques y pagarés, haciéndolos especialmente privilegiados y convirtiéndolos en una de las formas de cobro más seguras. Los cheques y pagarés pueden ser «a la orden», o bien «no a la orden». Si el cheque o pagaré no pone expresamente que es «no a la orden», se entiende que es «a la orden», ese cheque puede transmitirse a un tercero, mediante el denominado endoso. En este tipo de cheques y pagarés está sujeto al pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), y por tanto, la entidad financiera nos cobrará los denominados timbres cuando se cobra el cheque o pagaré, descontándonos esa cantidad del importe del cheque (de conformidad con el artículo 33 de la Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Texto refundido de la Ley del ITP y AJD)

Pues bien, cuando recibamos un cheque o pagaré, y sepamos a ciencia cierta, que no lo vamos a transmitir a un tercero, sino que por contra nuestra finalidad es cobrarlo cuando llegue su vencimiento, podemos evitar el pago del impuesto, solicitado a quien nos emite el cheque o pagaré, que en él figure impresa por la entidad bancaria la cláusula «no a la orden». Esta cláusula no impedirá el endoso, pero evitará el pago del impuesto.

¿NECESITAS ASISTENCIA LEGAL?

¡Déjanos ayudarte! Llame al 638 494 602

info@garciabielsa.com  ·  Lunes – Viernes 09:00-14:00 / 15:30-19:30