Telf. +34 638 494 602 / Email: info@garciabielsa.com

Derecho del transporte

Derecho del transporte

La importancia del sector del transporte en la economía, y la tendencia a un mundo cada vez más globalizado, originan que el sector del transporte aumente año a año su volumen de negocio.

Un asesoramiento jurídico idóneo, puede otorgar un valor añadido a cualquier empresa dedicada al transporte y la logística, y por tanto, un elemento diferenciador de la competencia.

Ofrecemos un completo asesoramiento legal a clientes especializados en el comercio internacional, el transporte y la logística. Nuestro asesoramiento, conlleva tanto las operaciones de comercio nacional, como comercio internacional de mercancías, así como en operaciones de importación y exportación a sociedades españolas, redacción de contratos de transporte internacional de las mercancías, créditos documentarios, trasmisión de riesgo en el transporte, etc.

Nuestro proceso

1. Asesoramiento inicial y presupuesto.

Antes de nada, escucharmos sus necesidades, y le plantearemos posibles soluciones. A continuación, le emitiremos un presupuesto sin ningún compromiso.

2. Análisis y estudio del asunto.

Tras la aceptación del presupuesto, realizaremos un estudio jurídico pormenorizado del asunto, analizando cada una de las posibles vías jurídicas. De este modo, garantizaremos que la resolución del asunto va a ser la más adecuada pasa usted, o para su empresa.

3. Planteamiento de resolución del asunto

Una vez finalizado el estudio jurídico, procederemos a explicarle con todo detalle la mejor forma de solventar el asunto, resolviéndole todas las dudas que le surjan.

 

4. Ejecución del asunto

Por último, adoptaremos todas las medidas necesarias para ejecutar las decisiones jurídicas acordadas. Sean estas, negociaciones, o bien medidas de resolución contractual, judicial, extrajudicial, arbitral, etc.

Juntas Arbitrales del Transporte

Las Juntas Arbitrales del Transporte se han creado en todas las Comunidades Autónomas, y tienen como finalidad resolver reclamaciones de carácter mercantil relacionadas con el cumplimiento de los contratos de transporte terrestre y de actividades auxiliares y complementarias del transporte.

Si la controversia es inferior a 15.000 € y ninguna de las partes han manifestado en el contrato expresamente a la otra su voluntad de excluir la competencia de las Juntas Arbitrales, serán estas las competentes para resolver este tipo de reclamaciones.

Asesoramiento

Le asesoraremos en cualquier operación comercial, sea está de carácter nacional o internacional que requiera el transporte de mercancías.

Aumente la seguridad jurídica de su negocio

Nos encargamos de la seguridad jurídica de su negocio, para que usted dirija su empresa con mayor tranquilidad, y adoptando las deciones adecudas a la vistas de las distintas opciones legales que existen.

Defendemos sus intereses

Nos encargamos de defender su derechos e intereses, tanto judicial como extrajudicialmente.

La responsabilidad y el derecho de cobro del transportista subcontratado

En el ámbito del transporte de mercancías es habitual que el interesado en transportar unos productos o mercancías contrate el transporte con una sociedad (porteador contractual), pero que finalmente quien lleva materialmente a cabo el transporte sea otro transportista distinto del contratado (porteador efectivo), al haber sido subcontratado este por el Porteador contractual. Ante esta situación cabe preguntarse dos cuestiones:

  • ¿Cuál de los dos porteadores (porteador contractual o efectivo) responde en caso de pérdida o deterioro de las mercancías frente a quien realizó el contrato del transporte?. El art. 6 de la Ley 15/2009, de 11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías, responde a esta cuestión indicando que el transportista contractual responde frente a quien contrató el transporte, aunque no realice efectivamente el traslado. Ahora bien, si la pérdida o deterioro de las mercancías las causó el porteador efectivo, éste responderá frente al porteador contractual. Por tanto, quien contrató el servicio deberá dirigirse siempre al transportista frente a quien contrato el transporte, seo o no quien causó el daño o pérdida de las mercancías.

 

  • ¿Qué ocurre si el interesado en transportar paga el transporte al porteador contractual, pero el porteador contractual no paga al porteador efectivo? Cuando se contrata un transporte de mercancías y se paga, puede ocurrir que el Porteador contractual que recibió el precio del transporte, subcontrate con otro transportista para el transporte de las mercancías y éste no cobre del Porteador contractual. Ante esta situacional la Disposición adicional sexta de la Ley 9/2013, indica que «En los supuestos de intermediación en la contratación de transportes terrestres, el transportista que efectivamente haya realizado el transporte tendrá acción directa por la parte impagada, contra el cargador principal y todos los que, en su caso, le hayan precedido en la cadena de subcontratación, en caso de impago del precio del transporte por quien lo hubiese contratado, […]». Por tanto, quien realizó el transporte, podría dirigirse directamente contra quien contrató el transporte de mercancías, incluso aunque éste hubiera pagado al porteador efectivo. El Tribunal Supremo en su Sentencia de 24 de noviembre del 2017 (JUR 2017294831), ha indicado que este artículo incorpora una garantía adicional de pago, pues constituye que quién contrató el transporte y los subcontratistas intermedios, son garantes solidarios del pago del precio al transportista final, y por tanto, deberán pagar al transportista final, aunque este ya hubiera pagado al porteador contractual. Ahora bien, a continuación, este podrá reclamar al porteador efectivo la devolución de la cantidad que pagó al porteador contractual.

¿Quién responde cuando las mercancías se destruyen en el proceso de transporte?

La doctrina jurisprudencial consolidada indica que si las mercancías se remiten con portes debidos (el destinatario paga el coste del porte a la recepción de las mercancías), se entenderá que el lugar de entrega es el domicilio del vendedor, ya que viajaron a cuenta y riesgo del comprador que es el que tiene que pagar los portes. Y, contrariamente, si se remitieron con portes pagados (el pago del transporte se hace en el origen de las mercancías) se entiende que las mercancías se entregaron en el domicilio del comprador, pues viajaron por cuenta y riesgo del vendedor; lo que revela que la entrega de la mercancía se realiza a su llegada al lugar de destino (v. gr. Sentencias del Tribunal Supremo de 18 marzo 1981, 26 abril 1982, 24 marzo 1988, 3 mayo 1990, 13 julio 1991, 17 junio 1992, entre otras).

No obstante, lo adecuado será acordar hasta que momento asumirá el vendedor el riesgo de las mercancías, siendo a partir de ese instante el riesgo de pérdida o deterioro de las mercancías por cuenta del comprador.

¿NECESITAS ASISTENCIA LEGAL?

¡Déjanos ayudarte! Llame al 638 494 602

info@garciabielsa.com  ·  Lunes – Viernes 09:00-14:00 / 15:30-19:30