Telf. +34 638 494 602 / Email: info@garciabielsa.com

Derecho laboral

Derecho laboral

Asesoramos tanto a empresarios como trabajadores en sus relaciones del día a día, así como en la finalización de la relación laboral (despidos individuales o colectivos, objetivos, nulos, etc.).

El área laboral es una parte esencial de la gestión y dirección de empresa, en la que suelen concurrir intereses contrapuestos entre el empresario, y el trabajador. En García Bielsa asesoramos tanto a trabajadores, como a empresarios aportando soluciones a todo tipo de conflicto laboral, defendiendo los intereses de una u otra parte tras la extinción de la relación de trabajo.

Además de ofrecer asesoramiento sobre los asuntos laborales más frecuentes, tales como movilidad geográfica, disputas laborales, pensiones, etc. Podemos asesorarle también en reclamaciones por despido, impagos salariales, y reclamaciones de cantidad por horas extras, etc.

Por otro lado, podemos ayudarte a conseguir la indemnización máxima en supuestos de accidente o incapacidad laboral.

Nuestro proceso

1. Planificación del asunto concreto

Ponemos a su disposición un sistema de primera consulta, sin coste alguno. En esta primera consulta le indicaremos posibles soluciones para resolución de su asunto laboral y le haremos un presupuesto sin ningún compromiso.

2. Envío de documentación

Tras la aceptación del presupuesto, es muy probable que necesitemos que nos aporte la documentación necesaria (siempre que no podamos disponer de ella directamente, o por otros medios). Una vez dispongamos de ella, le indicaremos todas las peculiaridades y detalles del asunto.

3. Elaboración de la estrategia jurídica

Tras estudiar la documentación y conocer al detalle el asunto, elaboraremos la estrategia jurídica más adecuada para defender sus intereses tanto de forma judicial como extrajudicial.

Necesidad de defender tus intereses adecuadamente

En los casos laborales individuales no es obligatoria la representación de abogado, ni contra la empresa, ni contra el FOGASA ni contra la Seguridad Social. Es decir, que el trabajador puede representarte a sí mismo en el proceso judicial, o bien puede representarse por cualquier otra persona aunque no sea abogado ni titulado en derecho ni graduado social, excepto en aquellos trámites procesales en que la ley determina su obligatoriedad.

Ahora bien, es absolutamente recomendable, ya que la defensa en el procedimiento judicial laboral requiere de conocimientos jurídicos específicos, necesarios para la obtención del mejor resultado para sus intereses.

Asesoramiento

Déjese asesorar por expertos en la meteria

Proceso Judicial

Reclamaremos y defenderemos sus intereses tanto a nivel judicial como extrajudicial

Asesoramiento

Le asesoraremos para que conozca cuáles son sus derechos y obligaciones

¿Se puede exigir al administrador las deudas laborales contraídas con la empresa?

En ocasiones las empresas contraen deudas con los trabajadores, bien sean por impago de horas extra, dietas, desplazamientos, incentivos, etc. Estos impagos, se producen comúnmente cuando una sociedad se encuentra en una mala situación económica y cesa su actividad.

Usualmente si la empresa se encuentra en una situación de disolución o concurso de acreedores, y la mercantil no tiene patrimonio para hacer frente a la deuda, normalmente la deuda del trabajador quedará sin pagar en su totalidad, o bien una parte de la misma, dando como consecuencia que el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) tenga que asumir el pago de la deuda con el trabajador. Ahora bien, el FOGASA no siempre cubre la totalidad de la deuda, pero sí se hace cargo de una parte de ella.

El FOGASA, pagará estas cantidades una vez declarada la empresa en situación de insolvencia por un juez. Es decir, el trabajador tendrá que reclamar los salarios, y una vez reconocida la deuda judicialmente, solicitar el embargo de los bienes de la empresa. Si la empresa no dispone de bienes conocidos, o estos no son suficiente para abonar la deuda, responderá el FOGASA. También asumirá la deuda cuando la empresa sea declarada en concurso de acreedores, y el administrador concursal emita el certificado de deuda correspondiente (sin necesidad de que finalice el concurso). En estas situaciones en las que el trabajador solo recibe una parte de la deuda, por asumir el FOGASA la deuda empresarial, es consecuencia en muchas ocasiones de una errónea gestión del administrador de la empresa, dado que, estando obligado a disolver la empresa, el administrador decidió continuar con la actividad empresarial aumentando así la deuda empresarial. En estos casos, y una vez verificada la relación de causalidad entre la quiebra de la empresa y su gestión del administrador, nace la responsabilidad de los administradores, y consecuentemente se puede demandar a la empresa y al administrador conjuntamente, para que respondan de las deudas contraídas con el trabajador, de tal manera que respondan de la deuda del trabajador tanto la empresa con sus propios bienes, como el administrador con todos sus bienes presentes y fututos (Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de julio de 2019 – ECLI: ES:TS:2019:2387)

Despido procedente por hurto del trabajador, con independencia de la cuantía.

Una de las causas que legitima al empleador a despedir disciplinariamente al trabajador, es «La transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo» (art. 54 Estatuto de los Trabajadores). Esta transgresión de la buena fe contractual, se origina —entre otras causas— cuando el trabajador hurta dinero o materiales de la empresa. Ante esta situación parece lógico pensar, que no resulta igual de reprochable que el trabajador se apropie de setenta euros, o que ese lo haga por importe de ochocientos euros.

Sin embargo, el despido por transgresión de la buena fe contractual, lo que sanciona no es el hurto ocasionado por el trabajador (en cuyo caso resaltaría apropiado ver el importe de las cantidades hurtadas), sino que esta causa de despido disciplinario, lo que sanciona es si la conducta del trabajador ha quebrado la confianza mínima necesaria entre el empresario y el trabajador.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en su Sentencia de 20 de marzo de 2018 consideró procedente el despido de una limpiadora que robó en las oficinas de la empresa en la que estaba prestando sus servicios la cantidad de setenta euros. Dado que el Tribunal indicó que: «es de suma gravedad, con independencia del importe concreto de los bienes apropiados, ya que su entidad no se determina por la cuantía de estos, sino por el carácter absolutamente reprobable de una conducta de esa naturaleza, en cuanto vulnera la buena fe contractual y se encuentra desprovista de cualquier justificación».

Esta Sentencia, únicamente confirma la doctrina de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que niega relevancia de las cantidades hurtadas para alterar la calificación del despido como procedente, en los casos de sustracción de bienes del empresario, dado que es la mera ruptura de la confianza mínima que cualquier empresario puede depositar en sus trabajadores para mantener la relación laboral (entre otras, sentencias de 22 de noviembre de 1989, y 1 de junio de 1987).

El FOGASA no responde de las cantidades acordadas en conciliación extrajudicial

El FOGASA es el organismo público que responde (hasta unos límites) de las deudas de la empresa (en situación de insolvencia o concurso de acreedores) contraídas con los trabajadores por los salarios e indemnizaciones pendientes de pago. Por tanto, este organismo responderá de las deudas de la empresa insolvente con el trabajador cuando esta declaración de insolvencia la decrete un juez (siendo necesario que la deuda sea reconocida judicialmente, y al solicitar el embargo de los bienes de la empresa no existan bienes conocidos, o no sean suficientes para abonar la deuda al trabajador). El FOGASA también responderá en de las deudas de la empresa en situación de concurso de acreedores con el trabajador.

Ahora bien, cuando se demanda a la empresa por tener pendiente el trabajador el cobro de salarios o indemnizaciones, es requisito previo y necesario presentar la papeleta de conciliación laboral ante el servicio de mediación, arbitraje y conciliación (SMAC). Llegados las partes al acto de conciliación ante el SMAC previo a la demanda pueden ocurrir dos situaciones:

  1. Bien que la empresa no reconoce la cantidad adeuda al trabajador, y por tanto, se debe continuar con el procedimiento y presentar la demanda ante el juzgado de lo social.
  2. O bien, es posible que la empresa reconozca la deuda que tiene con el trabajador y se llegue a un acuerdo de las cantidades y plazos en que la empresa abonará los salarios e indemnizaciones pendientes de pago.

Ante esta última situación, es posible que la empresa sea insolvente o declarada en concurso de acreedores con posterioridad al acuerdo reconocido en el SMAC, y por tanto, no abone las cantidades reconocidas al trabajador. Pues bien, ante esta situación cabe destacar, que el trabajador se quedará sin cobrar ninguna cantidad, dado que el FOGASA responde de las «indemnizaciones reconocidas como consecuencia de sentencia, auto, acto de conciliación judicial o resolución administrativa a favor de los trabajadores a causa de despido o extinción de los contratos […]» (articulo 33.2 ET). Y dado que el acto de conciliación ante el SMAC no es un acto judicial, sino extrajudicial, el FOGASA no abonará las citadas cantidades.

Por ello, es necesario que cuando en el acto de conciliación en el SMAC, el empresario y trabajador llegan a un acuerdo sobre las cantidades adeudas al trabajador, y exista la más mínima sospecha de que la empresa pueda ser insolvente o bien declarada en concurso, es conveniente llegar al mismo acuerdo ante el Letrado de la Administración de Justicia (Secretario Judicial). De esta forma, el acuerdo del SMAC de naturaleza extrajudicial, pasará a ser de naturaleza judicial, y con ello, el FOGASA responderá de la deuda de la empresa en caso de insolvencia o concurso de acreedores posterior al acuerdo.

¿NECESITAS ASISTENCIA LEGAL?

¡Déjanos ayudarte! Llame al 638 494 602

info@garciabielsa.com  ·  Lunes – Viernes 09:00-14:00 / 15:30-19:30