Telf. +34 638 494 602 / Email: info@garciabielsa.com

Propiedad intelectual e industrial

Propiedad intelectual e industrial

El derecho de propiedad intelectual, hace referencia a las creaciones de la mente. Es decir, a invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

En la actualidad, no basta con tener un producto competitivo, o prestar un servicio de alta calidad, es necesario, tener una identidad propia al ofrecer productos o servicios, dado que las marcas permiten que los clientes nos identifiquen y nos distingan de nuestros competidores.

Por otro lado, cuando nos referimos a las patentes, es un derecho exclusivo que concede el Estado para la protección de una invención, otorgando los derechos exclusivos sobre él, y por tanto, el derecho a utilizar y explotar la invención, e impedir que terceros la utilicen sin el consentimiento de su titular, es decir, otorga a su titular un monopolio temporal. Además, si opta por no explotar la patente, puede venderla o ceder los derechos a otra empresa para que la comercialice bajo licencia.

Nuestro proceso

1. Asesoramiento previo

En primer lugar, le asesoraremos sobre aquellas prohibiciones absolutas que pueda tener su marca tanto ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), como ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).

2. Informe de contingencias.

A continuación, realizaremos un informe con posibles prohibiciones relativas, con el objeto de minimizar oposiciones de terceros a la inscripción de su marca.

3. Análisis de códigos de la clasificación Niza

A continuación, y una vez analizado cual es su proyecto para la marca, analizaremos la clasificación Niza, buscando aquellos códigos que mejor se adaptan a sus necesidades o previsiones.

4. Inscripción del derecho.

A continuación, inscribiremos sus derechos en el registro de la OEPM, o bien ante EUIPO (dependiendo del ámbito de protección que pretenda), y en caso de oposición a la inscripción de su marca por terceros, establecernos los mecanismos jurídicos ante la propia oficina del registro, o bien mediante la vía judicial.

La importancia de las patentes y las marcas

El registro de una marca, es uno de los intangibles esenciales de cualquier empresa; dado que permite que los clientes identifiquen inequívocamente tus productos o servicios en el mercado de aquellos que ofrece la competencia. El registro de la marca acredita que eres tu el propietario e impide que otros empleen esa marca para productos o servicios similares, creando confusión en el mercado y aprovechándose de tu reputación y prestigio adquirido.

 

Las patentes suponen una ventaja competitiva. El registro de una patente da la titularidad y derecho exclusivo de explotación, impidiendo que terceros puedan emplearla o plagiarla. El hecho de registrar una patente es la manera de consolidar el valor de lo que haces. Una patente es un instrumento de avance y desarrollo tecnológico. Proteger tus inventos o procesos innovadores a través de una patente puede diferenciar a tu empresa de la competencia y generarte regalías o royalties si alguien más quiere utilizar tus ideas, o impedir terceros la empleen (durante veinte años desde la fecha de su presentación en el caso de las patentes y diez años para los modelos de utilidad, una vez transcurrido el tiempo de duración, la invención es de dominio público y cualquier persona puede utilizarla libremente).

Asesoramiento

Asesoramiento en el registro y defensa de los signos y creaciones registrados

Protección legal

Defensa judicial y extrajudicial en posibles conflictos relativos a la Propiedad Industrial

Valor añadido

Registre sus derechos, y constituya una ventaja competitiva.

La marca olfativa

La transposición de la Directiva UE 2015/2436 constituyo una evolución del conepto de marca tradicional, dado que el articulo 4 de la Ley 17/2001 indica que “Podrán constituir marcas todos los signos, especialmente las palabras, incluidos los nombres de personas, los dibujos, las letras, las cifras, los colores, la forma del producto o de su embalaje, o los sonidos, a condición de que tales signos sean apropiados para:

  1. distinguir los productos o los servicios de una empresa de los de otras empresas y
  2. ser representados en el Registro de Marcas de manera tal que permita a las autoridades competentes y al público en general determinar el objeto claro y preciso de la protección otorgada a su titular”.

Dado que al eliminar del articulo la obligación que la marca sea susceptible de representación gráfica” tiene cabida en la actualidad un gran abanico de marcas no tradicionales, entre ellas la olfativa. Un ejemplo es una la empresa holandesa solicitó el registro como marca el “olor a hierba recién cortada” para las pelotas de tenis.

Posteriormente, el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas adoptó una postura más estricta en la Sentencia de 12 de diciembre de 2002, conocida como el caso Sieckmann, donde se trató de resolver la cuestión de si un signo olfativo puede cumplir con el requisito de la representación gráfica a través de una fórmula química, descripción con palabras escritas, depósito de muestras del olor, o combinación de los medios referidos. El Tribunal admitió la posibilidad de registrar como marca los signos invisibles, pero estableció que el requisito de representación gráfica ha de ser interpretado en un sentido amplio añadiendo que la reproducción de la marca ha de ser clara, precisa completa, fácilmente accesible, inteligible, duradera y objetiva (requisitos conocidos como requisitos SIECKMANN), estimando que las representaciones gráficas del olor que se presentaron no son suficientes

¿En qué se diferencia una Patente del Modelo de Utilidad?

Un modelo de utilidad protege una invención de menor rango inventivo que una patente. En general los modelos de utilidad son mejoras a aparatos o herramientas ya conocidos, es decir, invenciones mecánicas.

Los modelos de utilidad se consideran particularmente adaptados para las PYME que efectúan mejoras «menores» en productos existentes o adaptan dichos productos.

¿Qué requisitos deben cumplir las patentes o los modelos de utilidad para ser concedidos?

En primer lugar, la invención no debe estar incluida en las prohibiciones que establece la Ley de patentes y, además, la invención debe ser nueva, implicar actividad inventiva y tener aplicación industrial.

¿Qué puede ser objeto de una patente o de un modelo de utilidad?

Puede ser objeto de una patente: un procedimiento, un método de fabricación, una máquina o aparato o un producto. La ley permite que este producto pueda estar compuesto o contener materia biológica así como se admiten los procedimientos con los que se produzca, transforme o utilice materia biológica.

Puede ser objeto de un modelo de utilidad: un utensilio, un instrumento, una herramienta, un aparato, un dispositivo o una parte del mismo, pero nunca puede ser protegido por modelo de utilidad un procedimiento o un producto (químico, alimento, composición etc.).

¿NECESITAS ASISTENCIA LEGAL?

¡Déjanos ayudarte! Llame al 638 494 602

info@garciabielsa.com  ·  Lunes – Viernes 09:00-14:00 / 15:30-19:30